lunes, 29 de abril de 2013

Eramos jovenes y alocados.


Hoy podría hablar de que en este gobierno y sus medios de propaganda hay dos raseros para todo, hasta para el terrorismo. Parece ser que el terrorismo en Siria es bueno, vamos, que el terrorismo es bueno o malo según quien lo ejerza. A eso yo lo llamo ser miserable. Por eso no me apetece hacer mas comentarios.

Así mismo, podría hablar del presidente Rajoy y sus declaraciones en un foro privado, hay que ver como le gusta a este hombre hacer promoción en vez de dedicarse a hacer su trabajo. Pues bien, sus palabras darían para muchos titulares, admite que mintieron y que ahora mienten también, pero al contrario. Dice que son conservadores para mejorar las previsiones. Habría que decirle a este buen señor que sus conservadoras previsiones aun son mejores que las que han hecho la mayoría de los organismos internacionales. Este señor me esta llegando a dar un poco de repulsión, por eso no me apetece hablar de el.

Podría también hablar del señor ese del Santander que ha dimitido, pobrecito. Resulta que la polémica a podido con el y se jubila cobrando 88 millones de euros, que pena me da. Total solo le indultaron pretendiendole borrar los antecedentes (Zapatero) y después cambiaron las normas para que un delincuente pueda ocupar puestos directivos en la banca (Rajoy). Es una lastima que después de tantos esfuerzos de los gobiernos por ayudar a un delincuente ahora dimita.

No voy a hablar de nada de eso, en realidad hoy no voy a hablar de nada, voy a poner unas fotos de mi mocedad. Las fotos están sacadas del periódico el Norte de Castilla y fueron publicadas en 1993. ¿Por qué os las pongo? Pues porque salgo yo. Era una concentración en Valladolid con motivo del juicio a un insumiso, no recuerdo quien. Repartieron bien ese día nuestros amigos policías, yo salgo en la primera foto, llevaba el pelo largo en aquellos días.

16 comentarios:

  1. Javi que famoso¡. Así que hay documento gráfico de tu lucha en primera fila. Y eso que entonces no había tantos motivos.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Salí mucho en los papeles en esos años, pero siempre de lejos e irreconocible, excepto esta foto que pongo hoy y otra en la que salí con Javier Madrazo en una campaña de IU (salíamos los dos en una bici tandem que llevaba dos altavoces y una batería de coche, en un reportaje que le hicieron a el).
      Esta en concreto llevaba años queriéndola conseguir y hace poco me la mando un amigo de Valladolid, ayer abrí el correo.
      La verdad es que motivos siempre hubo, lo que pasa hoy lo empequeñece todo, hoy afecta a muchos mas la situación, pero siempre hubo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Es verdad Javi siempre hubo motivos, pero ahora me han dicho que cáritas está recuperando programas que no se utilizaban desde el franquismo.
    He visto que le decías a Piedra si sabía algo de Grecia. Te dejo dos enlaces que supongo que conoces, pero a veces de tanto deambular, se olvida uno.
    http://blogs.lne.es/pedro-olalla/
    http://todossomosgriegos.wordpress.com/
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. La carga se produjo en un martes, 19 de enero de 1993, durante una concentración frente a las puertas del Juzgado en el que se estaba produciendo la vista oral contra un insumiso vallisoletano. Además de gente de Valladolid, acudieron de Zamora y Rentería (estos últimos amigos del procesado). Al querer hacer la concentración fuera del cordón policial, es cuando empezaron a soltar porrazos los maderos.

    Si añadimos que entre los participantes del suceso estaban los amigos vascos del insumiso, los 'fachas' de los maderos se pusieron nerviosos (y como, por culpa del estúpido nacionalismo, a los vascos se les clasificaba ya de proetarras), empezó la somanta que nos metieron.

    Detuvieron a dos, y los manifestantes se reunieron frente la comisaría hasta que fueron liberados, además de la existencia de varios contusionados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo que Joaquín fue uno y le rompieron la camara a Antonio, pero creo que no lo detuvieron. Lo de los vascos no lo recordaba, pero ahora que lo has dicho se me ha venido a la cabeza.

      Eliminar
    2. A Antonio también lo detuvieron, por culpa del cabroncete de una moto que lo tiró al suelo, ya que estaba con la cámara y así lo atraparon. Recuerdo también que los zamoranos estaban acojonados, ya que estaban acostumbrados a los 'paquetes' rechonchos de su ciudad, y al ver a los antidisturbios de Pucela (muchos de ellos de Madrid) que estaban cuadrados y repartían hostias como obispos, pues..., no fue lo que se esperaban.

      Eliminar
    3. Y que conste que no quiero decir mi nombre, y firmo como 'Anónimo' los tres comentarios de esta entrada (no de otras), pues soy el amigo de Valladolid que envió las fotos. ¡¡¡No digo más!!!

      Eliminar
  4. Caramba Javi, ya pareceis abuelos cebolleta recordando
    "batallitas"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje, sera que estamos mayores ya.

      La verdad es que es un mundo que por tener un plato de lentejas en la mesa tuve que dejar y a veces se le hecha de menos.

      Eliminar
  5. Ya me imaginaba, no sois tantos los que podrían ser. Por eso no he dicho nada, solo me dan fobia los comentarios anónimos de verdad.
    Yo ese día tambien estaba acojonado, nunca había visto repartir de esa forma. No eran solo los de Zamora los acojonados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cómo no voy a saberlo, si lo sentí en mis huesos...!

      Eliminar
  6. Javier, recuerdo ese día que acabé en el calabozo y lo mejor es que cuando pregunté (al ser detenido) que por qué, me respondieron que por tonto. no les faltaba razón, aunque no sea causa de detención.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, ahora recuerdo lo que nos reímos con el motivo de tu detención.

      Eliminar
    2. No fueron dos los detenidos, fueron tres. El tercero fue uno al que llaman «el Chino», además de Joaquín y Antonio «el del Kaos».

      Eliminar